Tu Tiempo.Net,en San Juan de los Morros

martes, 7 de junio de 2016

La Práctica Budista

La Práctica Budista
2008-06-12 11:08:47   CRI
La ética budista La moralidad y ética budista se fundamenta en los principios de no ocasionar daño (ahimsa) y la moderación o Camino Medio; que es no reprimir ni tampoco aferrarse a básicamente cualquier actitud, estilo de vida, filosofía, sentimiento, pensamiento, entre otros. Según las enseñanzas budistas, los principios éticos están determinados por el hecho de si una acción cualquiera podría tener una consecuencia dañina o perjudicial para uno mismo o para otros. Es este tipo de acción el que se intenta evitar. En el budismo se utiliza la expresión de mente hábil, que es aquella que evita todas las acciones propensas a causar sufrimiento o remordimiento. El esfuerzo y la intención empleados determinará la carga kármica o moral de la acción.
La ética budista se basa en Los Cinco Preceptos. A diferencia de una regla impuesta por una autoridad, un precepto se usa como base para la ética personal. Todo budista adopta, como guía ética, los siguientes cinco preceptos:
Tomo el precepto de respetar la vida.
Tomo el precepto de no tomar lo que no me es dado.
Tomo el precepto de tener una conducta sexual correcta (que no sea dañina con otros o conmigo mismo).
Tomo el precepto de no hablar de manera dañina (mentir, rudeza, ostentación, cotilleo, charla vana).
Tomo el precepto de no tomar intoxicantes (que alteren la mente y me pongan en riesgo de romper los otros preceptos).

Los monjes budistas sin embargo siguen una guía especial llamada Vinaya y que conforma una de las tres partes del compendio de escrituras con la que deben respetar entre 227 y 334 reglas de disciplina dependiendo de las tradiciones a las que pertenezcan.
El primer precepto hace que el vegetarianismo sea muy común en la práctica budista, si bien no es universal entre todos los budistas, ya que no es una regla estricta de hábitos alimenticios.
Meditación
La meditación (bhavana) es la práctica budista por excelencia. El significado del término es "cultivo de la mente". Es por tanto una actividad que supone determinada disposición para que el practicante se sitúe en la realidad y así aumentar su comprensión y sabiduría, que son esenciales para la erradicación de dukkha. Hay muchas y variadas técnicas de meditación budista dependiendo de cada tradición y escuela, si bien todas se basan en dos componentes llamados samatha (calma mental, tranquilidad) y vipassana (conocimiento directo, intuición). En el núcleo central de toda meditación budista hay una observación tranquila y atenta tanto de los propios procesos mentales como de los fenómenos de la vida.
En la meditación budista se intenta predisponer determinada condición mental que favorezca el samadhi a través de la atención y la tranquilidad. El samadhi se considera algo previo a la realización del Nirvana. En el budismo se explican las diferentes etapas de meditación o jhanas que se experimentan en el progreso hacia el Nirvana, para poder identificarlos y saber los métodos a seguir.
A partir de una base común, a lo largo de la historia las diferentes tradiciones budistas elaboraron sus propias técnicas de meditación dependiendo de su propia evolución histórica y sus influencias culturales. En todas las tradiciones hay infinidad de técnicas y variantes meditativas, de manera que es difícil que en una tradición budista no se encuentre por lo menos señalado aquello que ocupa la atención de las otras. No obstante, de manera resumida se puede citar como característico de los sistemas de meditación en las diferentes tradiciones budistas el objetivo final de alcanzar el Nirvana.
Las tres joyas (Triratna) 
Todo budista toma refugio en las Tres Joyas, siendo este acto lo que define a alguien como tal. Esta toma de refugio viene a significar que una vez la persona ha comprendido el sentido de liberación que subyace en el camino del Dharma, tomará refugio mientras dure su vida en las Tres Joyas, que consisten en:
Buda: naturaleza bodhi, nirvana o despertar.
Dharma: la enseñanza de Budas.
Sangha. la comunidad de budistas.
En muchas escuelas budistas existe algún tipo de ceremonia oficiada por un monje o maestro que ofrece la toma de refugio en las Tres Joyas. Esto es una manifestación pública del compromiso pero no es algo indispensable. La persona puede por ella misma tomar refugio con sinceridad y es del todo suficiente.
Quienes no han tomado refugio pueden beneficiarse del budismo al considerarlo una filosofía, un método de entrenamiento práctico espiritual o un sistema Psicológico. Por este motivo, y al estar desligada de la devoción a deidaddes, a menudo hay personas de otras religiones o sin religión que estudian la práctica de meditación budista.